domingo, 17 de octubre de 2021

Apenas algunos rasgos...


¿Qué tanto tengo de ella?

¡Apenas algunos rasgos!

Un poco de rizo en el pelo
ojos grandes
buena charla.
Mismo gusto por la música
y las historias románticas.
Encomiable familiera,
obsesión por los detalles.
Control exacto del tiempo.
Habilidades contables.
Letra clara, bien legible.
Dedos largos y las uñas
de estilo y forma envidiables.
Facilidad de aprender.
Consejera, voluntaria,
de brazos que se arremangan
ante la carencia ajena.
De emociones que se dicen
y tantísimas guardadas.
Preguntona sin remedio.
Comedida, solidaria.
De reacción más que aguerrida
cuando a defender, se llama.
De corazón abnegado
si de amores se nos habla...

Pocos rasgos parecidos
que acuden a las palabras
pintan mi mundo de "gracias"
y loas tan necesarias
que celebren a mi madre
por en mí, quedar sembrada.


María Inés Iacometti
17 de octubre de 2021
A mi mamá Amelia Rosa Maldonado, con todo mi corazón, además de mi abrazo presente, mi acción de gracias por tenerla y mi oración por que sean muchos años más compartidos.
¡Feliz día mami!

martes, 12 de octubre de 2021

Soy... ¡Todos!

 


¡Oh dualidad esta vida!
Tan de tierra
y de inmigrante.

Soy todos los que vinieron
pero también
los que estaban.

No tengo recuerdos de furias
ni de tristezas.
No atestigüé los castigos
ni las desidias
peleas
que extinguieran las ideas
y hasta a los dioses
cambiaran.

Tengo blancura en la piel
y suavidad en mis palmas
pero veo los talones
agrietados
los sueños empobrecidos
armonías interruptas
caminos que se borraron.

Sé defender con palabras
lo que estimo
corresponde
y pienso
cuánto me falta
para saber lo que es noble
devolver a los sufrientes
sostenedores de nombres
en lenguas originarias
que antecedieron
pues, orden,
es recordarlos primero
con el orgullo debido.

Es mencionar lo que fueron
y rescatar del olvido
a los que siguen sus luchas
ya sin trajes o vestidos
pero con el mismo amor
con el empeño crecido
por el honor y la gloria
por el cielo que es cobijo.

Bendigamos a los Dioses
mío o suyos, es lo mismo
mientras nos quieran unidos
celebrando a nuestra Tierra
anudados en racimos
de manos que se entrelazan
de espaldas que dan abrigo.

No celebremos un día
de conquistas ni venganzas.
Celebremos que la sangre
nos ha quedado mezclada
y honremos a nuestros muertos
con el único estandarte
que se blande desde adentro.

Sea de Paz la bandera
más flameante de este tiempo.


María Inés Iacometti
12 de octubre de 2021

jueves, 30 de septiembre de 2021

Niños-destino

 



Hay un tren chirriándome en los recuerdos.
Un tren que salpica risas y aventuras.

Los ojos cambiantes de mi abuelo
bailaban anécdotas
en el vaivén incesante de esos tiempos.

Así como de los aviones llovían papelitos,
el tren escupía monedas por sus ventanillas.

Sigo viéndome con escasos años
en torpe hazaña de arrojar
a cualquier lado
unos pocos centavos
que los niños-destino
de piernas flacas
y talones gruesos
se esforzaban por hallar.

De Santa Fe a Buenos Aires
y en algunos tramos
voces blancas repitiendo
¡Tire dié! ¡Tire dié!

Tan blancas
las voces
las almas
que se oscurece mi ser
pensando en la pobreza
de mis ingenuas sonrisas.

María Inés Iacometti
30/09/2021

sábado, 18 de septiembre de 2021

Lapachos y prejuicios

 



El lapacho me anuncia primaveras
no teme a la bravura del invierno
y en ramas que a los ojos, están secas,
sonríe con rosados y floreos.

No precisa la venia que autorice
con canto de chicharra o madreselva
y yergue sus abrazos hasta el cielo
contraste fascinante de acuarela.

Se sabe interesante e imponente
ostenta con sus flores la certeza
de verdes que renueven esperanzas
aun llegando tras otros a la escena.

Los lapachos son símbolos de lucha
y vienen a mostrarnos los errores
que pueden cometerse si miramos
la apariencia arrugada del ensobre.

Somos prontos juzgando lo que es viejo
lo que es débil o seco o infructuoso
los lapachos sonríen esperando
esa nueva ocasión de ser el gozo

de los parques, las calles, Costanera
agrietados por estelas del invierno.
Ellos traen sabor a vida nueva.
Son el canto compitiendo con el ego.


María Inés Iacometti
(indicios de primavera 2021)

miércoles, 8 de septiembre de 2021

A la par de los pájaros


¿Dónde nació este sueño?

Este
de ser un poco nido
y un tanto paloma.
Este
de cobijarme en las hojas
pero no desde abajo
no desde las sombras.
Este sueño de sentirme libre
percibiendo la libertad de ellos
en ramas-senderos
puñaditos de plumas
con alas recién abiertas.


Si miro el mismo árbol
que se ve desde el suelo
¿por qué
desde aquí
se vuelve tan abrazable
tan abarcable su esencia?
Tan de sutil muchedumbre
y repartible consejo...
Un sueño tornado en bandera
con sopor como de siesta
en los hilos del encuentro.

Y yo
en esta escena prestada
natural pero irreal
por lo no cotidiana
perfecta, milagrosa,
de táctiles imágenes
y disímiles espasmos de piel.

Yo
tratando de hilvanar los sueños
que me trajeron a este.

Yo
viviendo
desde un ayer impensado
a la par de los pájaros.


María Inés Iacometti

martes, 17 de agosto de 2021

De horneros y de ceibos




Esta patria que me aterra

y me cobija
que me hunde en desazones
y me salva
que me estrella en paredones
saturados de desidia
y me eleva con sus cielos
y fragancias
y experticia.

Esta patria que me duele
y me sana al mismo tiempo.
Que me envuelve de quimeras
y me exaspera el intento
cuando se golpean puertas
cerradas por el poder
y desde adentro.

Esta patria en la que sangro
cuando muere un inocente
cuando mata el que es olvido
cuando se miente y revuelve
en las culpas hechas carne
por el dolor impaciente.

Esta patria en la que sueño
tan de hornero dedicado
y de ceibo florecido.
Tan de río y de montaña
de colores y bravíos
espacios no recorridos
telones que se han cerrado.

Esta patria que es la mía
por donde sea... "milagro"
que le canta a los valores
aunque cueste sostenerlos
que recita a la esperanza
aunque se desgaste el verde
que le baila a la nostalgia
evocando a nuestros muertos.

Esta patria es mi Argentina
vapuleada y sometida
resiliente, renovada
de tierra fértil, semilla,
de noblezas enraizadas
de impotencias, reprimida.

Patria que ofrece un hogar
al que escapa de su historia
al que no tiene consuelo
al que llora su memoria.

Esta patria es mi lugar
en esta patria, mi Vida
de orgullos y desaciertos
de grandes que dan envidia

Esta patria que no cambio
por ninguna otra ofrecida.
Esta patria que defiendo
con mis letras desprolijas
es tan blanca y tan celeste
como mi voz y mi acento.

Portal, sostén, fundamento...
Esta patria es mi Argentina.


María Inés Iacometti
17/08/2021

jueves, 5 de agosto de 2021

Hastío



Él sabe de viento en las ramas

reconoce, siente hastío
y aún con empeño se afana
proponiendo el equilibrio.


Él resume la indigencia
subiéndola al margen izquierdo
-como nota no importante-
en un rincón de la mesa.

Y se evade del recuerdo
con un dialogar impreciso
que solo se mira en los ojos
justo, antes, del olvido.


María Inés Iacometti
Inspirada en la obra "Crepúsculo" de Matías Molina.